Cómo Emprender en 2021 sin perderlo todo. Guía para emprender asertivamente y vencer tus miedos

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Para lograr el éxito de nuestro emprendimiento debemos trabajar arduamente con valentía, a pesar de cualquier dificultad. Es normal que cuando queremos iniciar nos encontremos  con obstáculos de cualquier índole, hasta críticas de familiares y amigos; algunos en pro, otros en contra de nuestro proyecto. La clave está en seguir adelante hasta lograr la meta. 

Cuando experimentamos algún cambio en nuestras vidas es normal sentir algún temor o miedo. En estos casos, tenemos dos opciones: paralizarnos y  no seguir en la conquista o, por el contrario, impulsarnos a continuar adelante y realizar los ajustes que sean necesarios. 

Todo dependerá de nuestra capacidad para enfrentar esos temores. A continuación te ofrecemos una guía para que puedas emprender asertivamente y vencer tus miedos. 

Sé consciente de los Riesgos de emprender 

En cualquier emprendimiento podemos encontrar dos tipos de riesgos: los que pueden ser detectados a tiempo para poder buscar otras alternativas, y los que debemos enfrentar en el momento ya que no podíamos predecir que ocurrirían. 

Un caso muy palpable es la pandemia del COVID-19, que además de convertirse en un riesgo de salud también causó incertidumbre sobre la continuidad de nuestros proyectos o emprendimiento. Al comienzo sentíamos el temor y dudábamos si las decisiones que se estaban adoptando eran las correctas o si las ventas iban a funcionar de la misma manera, puesto que  el miedo fue creciendo a una escala mundial. 

El coronavirus fue sin duda un riesgo impredecible para todos y, obviamente, muchos empresarios pudieron tomar acciones para controlar los cambios que esta situación ocasionaría. La otra cara de la moneda es que se han abierto nuevas oportunidades de negocio, para aplicar nuevas estrategias que permitan innovar y avanzar. 

Como podrás notar, siempre vamos a encontrar altos y bajos en nuestro emprendimiento; sin embargo, el éxito va a depender en si eres capaz de asumirlos de la manera más eficiente para lograr las metas propuestas. El objetivo no es lanzarse a un abismo, sino poder controlar la situación, analizando cada aspecto favorable y de oportunidad. 

Recuerda hacer cambios poco a poco 

Cuando comenzamos a emprender no debemos invertir de inmediato todo lo que tenemos  para hacer los cambios en un mismo tiempo. Se trata de ir evaluando y controlando cada aspecto por separado y midiendo sus resultados.

Por ejemplo, conozco a una persona que decidió hacer un cambio drástico en su vida de un día para otro: vender todo e irse de su país para comenzar en su emprendimiento. Los resultados no fueron los esperados. ¿Cuál fue la falla? No realizó un estudio, ni planificó eficientemente cada uno de sus cambios, además que lo arriesgó todo a la primera.

Igualmente sucede con nuestra rutina diaria, entre lo personal y el trabajo.  No es fácil pretender cambiar nuestros hábitos de la noche a la mañana.  Lo más sensato es ser prudente e ir poco a poco con los cambios. Toma el ejemplo de un deportista que va midiendo su avance  en los entrenamientos para lograr sus objetivos. 

Comienza con pasos pequeños

En todo emprendimiento, los recursos son un factor limitante. Solo puedes avanzar lo que te permitan tus recursos. Por eso, lo más recomendables es ir dando pequeños pasos hasta consolidar tu meta.

Sé asertiva en cada decisión que tomes, y recuerda siempre ir ejecutando cada acción conforme a tu planificación. De existir cambios, analízalos primero antes de actuar. Los resultados serán un negocio más consolidado. 

Conoce estrategias de negocios online 

Vivimos en un mundo de globalización tecnológica, de ahí la importancia de estar actualizada con todas las herramientas que nos brindan las plataformas web. En un mercado competitivo, si no estás a la par con los avances de internet, prácticamente te quedas fuera del juego. 

En este sentido, a la hora de emprender requieres conocer cuáles son las estrategias virtuales más efectivas. A continuación te detallamos cada una de ellas:

Marketing online. Se refiere a todas las estrategias de estudio de mercado, publicidad y venta que podrás ejecutar a través del uso de las redes sociales, tales como: Facebook, Instagram, Twitter, entre otras. 

Análisis y muestreo de clientes. Consiste en emplear programas y herramientas que te permitan conocer el perfil de tu cliente, así como también los productos más demandados, para así poder adecuar las estrategias  de mercado. 

Técnicas digitales.  Para potenciar tu negocio online  no es suficiente el uso de las redes sociales, sino que también es necesario poder conocer y utilizar cada una de sus herramientas o técnicas, como por ejemplo los correos electrónicos, los vídeos publicitarios, los podcast, etc.  

No dediques todo tu tiempo al negocio

Hay quienes creen que para alcanzar el éxito deben estar siempre tiempo ocupados en el proyecto. Incluso hay quienes deciden renunciar a un trabajo para dedicarse a tiempo completo a su emprendimiento, sin que éste esté todavía claramente definido o bajo un plan de trabajo. Recuerda que todo debe medirse paso a paso. 

Muchas mujeres toman la decisión de abandonar un antiguo empleo para dedicarse a su negocio, convencidas de no tener que cumplir un horario de trabajo. Sin embargo, al poco tiempo trabajan más de lo habitual y con las mismas rutinas estresantes alegando “falta de tiempo”  para cumplir con sus actividades. 

En este sentido, recuerda automatizar procesos y comenzar poco a poco. El éxito no ocurre de la noche a la mañana.

Lo que se debe evitar a la hora de emprender 

Al emprender, se requiere tomar decisiones sabias para no fracasar en el intento. A continuación te indicamos lo que debes evitar en la conquista de tus proyectos:

Decisiones apresuradas. Cada paso que des en fundamental para lograr los objetivos. Planifica, evalúa y controla cada una de las acciones. No tomes decisiones apresuradas, ni mucho menos uses vías alternas para evadir alguna situación.

Cuidado con la inacción. Todos los excesos son malos. Por un lado están las que quieren hacer todo a la vez; y por el otro están las que sueñan con un emprendimiento, pero no actúan.

No sea codiciosa.  A la hora de emprender enfócate en hacer crecer tu negocio y no tu dinero en la cuenta bancaria.  Cuando tu mente se enfoca en lo que es verdaderamente valioso, podrás empoderarte más en ti y en tu capacidad para conquistar la meta que te traces. 

Conclusión

Esperamos que esta información te haya sido útil y te atrevas a echar a andar tu propio emprendimiento. Si sigues estos consejos, el éxito será algo inevitable.

Más artículos WOT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?