Cómo Administrar Conscientemente El Tiempo

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Nuestro tiempo siempre está en modo real,  el presente. No hay una fórmula  mágica para administrar el tiempo. El tiempo va a transcurrir normalmente en horas, días o años, y eso no hay manera de cambiarlo. Por ejemplo, un día tendrá 24 horas, los días de la semana serán 7 y así sucesivamente.  Es en ese período donde todo puede suceder.

Muchas veces nos hemos quejado al decir cosas como “no  tengo tiempo” o “dejé de hacer algo porque “faltó tiempo”. En estos casos,  no fue por falta de tiempo; sino  falta de administrar conscientemente el  tiempo.

En este artículo te brindamos unos consejos para que puedas aprovechar al máximo el tiempo en el cumplimiento de tus objetivos, eliminando esos autosabotajes que nos impiden alcanzar los logros que nos hemos propuesto. 

1. Define tus objetivos 

Cuando se trata de innovar o crear tu propio negocio, lo primero que debes tener claro son los objetivos que quieres lograr y el tiempo que establezcas para cumplirlos.  Determinar tus objetivos y el período que necesitas te permitirá mantener tus energías enfocadas en el logro de tus metas.

Estas acciones te ayudarán a gestionar el tiempo y ser más productiva. Lo más recomendable es darle siempre prioridad a las tareas más difíciles, para cumplirlas cuanto antes. 

2. Crea una rutina diaria 

El hacer una rutina diaria para tus actividades y tratar de cumplirlas con responsabilidad, te permitirá ser más funcional en todo lo que te propongas.  Haz un plan diario de tareas por cumplir y enfócate en llevarlas a cabo.  El hábito hace la  disciplina, ésta marcará la diferencia. Si te lo propones, en poco tiempo verás los resultados.

3. Identifica  y evita las distracciones

Las causas de distracciones pueden ser muchas, las más comunes son: llamadas telefónicas, mensajes de texto, redes sociales, interrupciones por parte de otras personas, etc. Lo importante que es tú puedas identificarlas y tener la determinación de darle un alto a todo aquello que interfiera con tu labor. 

Debes medir tus  prioridades y planificar el tiempo considerando que el 100% de este es para cumplir con tu trabajo.  Dedícate a lo que realmente importa, y  en la medida de tus posibilidades minimiza cualquier situación que limite tus objetivos.   

Trata en el posible de  colocarle silenciador al teléfono o cerrar las pestañas del navegador de tu ordenador. Si estás trabajando en un sitio  público o desde tu casa,  te aconsejamos ubicarte en un  lugar tranquilo donde puedas estar sin tantas interrupciones. 

4. Deja un tiempo de reposo entre las tareas

Todos los excesos son malos. No puedes perder tiempo en asuntos que  interrumpen tus labores, ni tampoco puedes estar trabajando como si fueras una máquina.  Igual, tu cerebro demanda un tiempo de reposo de por lo menos media hora cada 90 minutos. 

¿Qué hacer en este tiempo? Recargar tus energías. Haz estiramiento del cuerpo, come algo sano, tomate  un café o sal de tu oficina y comparte un rato con tus compañeros de trabajo.

Lo importante es que te permitas un tiempo para ti misma,  para descansar.  Cuando tomas tiempo para relajarte, el resultado será una mejor concentración. 

5. Valora tus horas de sueño

Administrar conscientemente el tiempo también es valorar los momentos de descanso.  Tener hábitos de sueño saludables aumenta tu productividad y disminuye el estrés. Cuando trabajas, el cerebro va acumulando y procesando toda la información diaria; con el sueño esa información recopilada es organizada  de manera  que puedas analizarla con más calma. 

Muy cierto el dicho que dice “todo tiene su tiempo”. Así  como te exiges tiempo para trabajar, hazlo para lograr un descanso reparador, para que te llenes de vitalidad diariamente. Mente sana = cuerpo sano y  con más energía para trabajar. 

6. Mantente saludable

Otra de las fallas que presentan algunas mujeres que trabajan en horario de oficina  es que descuidan su alimentación,  y tienen como pretexto  “no tener tiempo”.   El tener una alimentación sana y balanceada te va a permitir  también llenarte de la energía que requieres para cumplir con todas tus actividades. 

Por el contrario, cuando se consumen alimentos con mucha azúcar o sal, al igual que preferir la comida chatarra, en vez de  proporcionarle energía a tu organismo terminarás sintiéndote más cansada.

Mantenerte saludable también es alimentar tu cuerpo con los nutrientes que necesitas. Igualmente, hacer una rutina de ejercicios diarios y mantener hidratado tu cuerpo te ayudará para que puedas aumentar tu concentración y tener un rendimiento óptimo en tus actividades. 

7. Pide sugerencias y opiniones

Si sientes que estás estancada en tu trabajo, no dudes en pedir opiniones. Lo mejor es no perder tiempo dándole vueltas al asunto.

Lo más recomendable es hacer una pausa para buscar alguien que pueda orientarte para solucionar el inconveniente..

8. Establece prioridades

Es una de las fórmulas más efectiva para poder administrar conscientemente el tiempo. Establece una lista de las actividades por orden de jerarquía, que es lo más  urgente, lo medianamente necesario y  cuál no tanto. En ese mismo orden trata de irlas cumpliendo  cada una de manera responsable. 

Es momento de aprender a priorizar y  no perder tiempo en asuntos que no resultan productivos y que atrasan  el cumplimiento de tus metas.

9. Aprende a Delegar

Existen mujeres exitosas en sus trabajos que han cumplido sus metas gracias a que cuentan con un buen equipo de aliados. No necesitas tener el control de todo, ni mucho menos  desgastarte innecesariamente trabajando como un robot. ¡Aprende a delegar! 

Delegar es otra clave para que puedas administrar conscientemente el tiempo y disfrutar de todo lo que te rodea. Ten un equipo de trabajo que te ayude a cumplir cada uno de los objetivos que te hayas propuesto

10. Di “no” cuando sea necesario 

No te creas una súper heroína comprometiéndote con todos los trabajos que te asignen, porque crees que podrás cumplirlos o porque sencillamente te cuesta decir “No”. Conoce tus limitaciones  y el tiempo que tienes disponible para ti. 

Conclusión

Cuando administras conscientemente tu tiempo, serás capaz trabajar de manera organizada para cumplir con cada una de las actividades que hayas planificado diariamente.  Pon todo tu esfuerzo en aquello que es importante. 

Igualmente, no olvides apartar un tiempo de calidad para tu salud y el descanso. En la medidas que hagas esto, en esa misma proporción tu trabajo será más productivo y sacarás el máximo provecho de las 24 horas del día. 

Más artículos WOT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?